jueves, 6 de noviembre de 2008

Fuencarral.- Padres del IES Mirasierra presentan más de 7.000 firmas en la Asamblea contra el derribo del centro

Los padres del Instituto de Educación Secundaria (IES) Mirasierra, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, presentaron hoy en el registro de la Asamblea de Madrid un total de 7.418 firmas contra el derribo de las instalaciones que tiene previsto la Comunidad de Madrid para poder llevar a cabo la ampliación de la línea 9 de Metro hasta la zona.

Las obras afectarían a un total de 800 niños de los cuales alrededor de 500 serán trasladados a un colegio del barrio de Montecarmelo mientras que está previsto que el resto de los alumnos continúen acudiendo a clase en su lugar habitual, con el consiguiente "problema de ruidos", criticado por los padres y que, según señalaron, podrían alcanzar los 100 decibelios. Asimismo, el edificio contiguo, también con el mismo nombre, es un colegio de 600 niños, que permanecerá allí durante las obras.

La presidenta de la Asociación de Padres y Madres (AMPA) del instituto, Mar Coloma, afirmó que existen alternativas al trazado propuesto por la Comunidad que tienen recogidas en un dossier de alegaciones y que entregaron a cada uno de los Grupos Parlamentarios, además de a las Consejerías de Educación y Transportes.

De hecho, Coloma entregó el documento al portavoz del PP en materia de Educación, Juan Soler, en medio de una muchedumbre de padres y madres, que plantearon sus quejas al diputado, sobre todo, en relación al ruido, a la falta de luz y a la ubicación del centro al lado de las vías del tren.

Para contrarrestar las protestas de los padres sobre los inconvenientes que generaría este hecho a los alumnos durante las obras, el diputado ofreció a la presidenta del AMPA reunirse con el Grupo Popular una vez que finalicen las obras para analizar la situación en la que se va a quedar el centro, y que, según indicó, va a contar con 3.000 metros cuadrados nuevos en un edificio que se creará para albergar las aulas de los alumnos de Secundaria que serán trasladados.

RECLAMACIONES DE PADRES

La presidenta del AMPA afirmó que quieren que se lleve el Metro a Mirasierra, pero que "no se toque el instituto", y añadió que se va a tirar "la mayor parte del instituto", el aulario en el que se dan clases de Secundaria.

Coloma apuntó que los alumnos de ESO serán trasladados a un centro polivalente en el barrio de Montecarmelo, y criticó que éste no reúne las mismas características que un instituto. "Quieren llevarles a un instituto nuevo que van a construir a partir de enero", apuntó y reseñó que es "un centro integrado que será en un futuro un centro de Infantil, Primaria y Secundaria". "Presuponemos que por las características del centro no va a tener la infraestructura adecuada para que den clase los alumnos de Secundaria", apostilló.

La portavoz del AMPA también dijo que el proyecto de los padres contempla que se lleve el Metro a la zona cercana al instituto, de una manera "no mucho más cara que quitar el instituto y volver a hacerlo de nuevo". "Vamos a seguir insistiendo y movilizándonos ", aseguró y destacó que han elegido la Educación pública y que por eso quieren mantener el centro.

En esta línea se expresó la diputada socialista Mercedes Díaz Massó, que explicó que el documento con las alegaciones de los padres del IES dice que derruir las instalaciones es "un atropello al derecho fundamental de la Educación recogido en la Constitución", y que se trata del "único centro público de la zona Norte de Fuencarral-El Pardo", de manera que si se derrumbara, "se dejaría sin servicio público" a la zona.

Asimismo, afirmó que el documento de los padres dice que el traslado generaría "inconvenientes en la ubicación física porque les van a trasladar (a los niños) a un centro integrado que no reúne las condiciones de un instituto", y porque los que se quedan en los edificios que se van a mantener en pie van a sufrir ruidos de hasta "cien decibelios".

Por su parte, el director general de Infraestructuras y Servicios, José Luis Moreno Torres, afirmó en comisión que "se acepta con buenos ojos el que se haga esta nueva infraestructura", y destacó que las obras afectará "parcialmente a la parte de aulas polivalentes y laboratorios".

"Los edificios más modernos no se ven afectados", aseveró y apuntó que "la zona a demoler se reconstruirá adaptada a los requisitos para centros educativos" y que los 3.000 metros cuadrados de superficie que va a ocupar son "equivalentes a los que está previsto demoler"." La infraestructura nueva será de calidad mejor", apostilló.

Asimismo, dijo que la infraestructura estará construida de acuerdo a los planes educativos vigentes" y aseguró que "correrá a cargo de la empresa Mintra". "Sólo pido a las familias tranquilidad y que reconsideren que toda la construcción de infraestructuras, en muchas ocasiones, da molestias", indicó y añadió que, en su caso, "van a ganar mayoritariamente". "Atenderé todas las alegaciones o cuestiones que hagan llegar, pero lo fundamental es que este barrio no va a perder ninguna infraestructura. La va a ganar", aseveró.

DISPARIDAD DE LOS GRUPOS

Por su parte, al portavoz de Educación de IU, Eulalia Vaquero, afirmó que se trata de "otra barbaridad más que atenta contra la escuela pública" . "En la Comunidad se está haciendo desparecer centros y está es otra modalidad, ahora derribándolos", señaló.

Vaquero señaló que las alternativas de los padres están estudiadas y fundamentadas, y añadió que ahora hay que pensar que "no son las obras del Metro las que van a acabar con el Instituto, sino que es la voluntad de la Administración Educativa de la Comunidad de Madrid, es Esperanza Aguirre". Además, afirmó que va a pedir la comparecencia de la consejera de Educación, Lucía Figar, para explicar qué va a ocurrir con el centro.

Mientras, el portavoz de Familia y Servicios Sociales del Grupo Municipal Socialista, Pedro Zerolo, dijo "no al derribo y sí al Metro". "Sí se puede, en un día como hoy hay que recordarlo, se puede construir en otro lugar, y hay alternativas más baratas que la planteada por la Comunidad", aseguró y reseñó que en el próximo Pleno de la Junta de Fuencarral-El Pardo los socialistas llevarán una iniciativa para que se sitúen a favor del Metro, pero en contra del derribo.

Por otra parte, el portavoz adjunto del PP, Juan Soler, indicó que Mintra va a hacer un derribo, y reseñó que "al final va a haber dos edificios para educación", por lo que el resultado final es que "una parte del presupuesto de transporte se va a utilizar para tener dos edificios". "Es algo necesario para hacer la obra que necesita Transportes y no se va a perjudicar para nada ni a los padres ni a los niños", aseveró.

"Lo sabe perfectamente la oposición, pero tiene que hacer su parte de agitación y propaganda", afirmó Soler, entre las quejas de los afectados. Además, añadió que las obras suponen una molestia, como todas las obras, pero que los estudios dicen que "resulta más económico y que el resultado final es mucho mejor para la educación que la que hay ahora".

3 comentarios:

AJR dijo...

Al Sr. Soler le ha faltado añadir que ese futuro centro al que cataloga de mejor, será de línea 3 en lugar de la 4 que hay actualmente, en un centro con mucha demanda, con todas las aulas llenas, por ser el único centro público en la zona, además de estar en una zona en expansión urbanística.

También se le ha olvidado apuntar que la parcela del instituto es muy grande, pero con tantas vías de metro cruzándola por debajo, a 9 metros de profundidad, queda una gran superfície inutilizada, sobre la que no se podrá construir, por lo que el nuevo edificio deberá estar encajonado en una esquina, con forma de V muy cerrada y con muy poca luz natural en su interior.

Sr. Soler, hay que decirlo todo, porque si no, parece que las madres y padres del centro somos tontos y nos enteramos de los que nos ofrecen ni de lo que nos quejamos.

AJR dijo...

Veo que me he comido una palabra en mi última frase.

La repito:

"Sr. Soler, hay que decirlo todo, porque si no, parece que las madres y padres del centro somos tontos y NO nos enteramos de los que nos ofrecen ni de lo que nos quejamos".

Disculpas ...

lvg dijo...

Efectivamente, en las reuniones que hemos tenido los padres, tanto con Transportes como Educación, se nos ha intentado "vender la moto" en el sentido de que nos van a tirar un centro viejo, para ponernos uno nuevo; eso sí, tendremos que sufrir unas " pequeñas molestias", como cuando uno hace obras en su casa.
Por favor, que si el edificio es viejo, que lo arreglen, pero que pongan el metro en otro lado;además, el que van a hacer, no es mejor que el que tenemos.
Yo les diría a estos señores si aceptarían que les hicieran una casa más grande y mejor, a costa de que el ascensor de la vecindad pase por el Hall de casa; a lo mejor, se les revaloriza la casa como ya han dicho en alguna ocasión o mejor, cuando venga con la compra del carrefour, la decargan en su propia casa.