miércoles, 18 de junio de 2008

Un profesor denuncia la filtración de pruebas de selectividad

Un profesor de filosofía ha denunciado la filtración de las preguntas de cuatro exámenes durante las pruebas de selectividad, a las que concurrieron 22.600 alumnos madrileños del 10 al 12 de junio. Jesús Jiménez, que imparte clases en el instituto de enseñanza secundaria Guadarrama, un centro público, asegura que cuando acudió con sus alumnos a la sede de la Universidad Carlos III para hacer los exámenes, coincidió con la jefa de estudios de un centro privado de Collado Villalba que "conocía las preguntas de antemano". Desde la Carlos III consideran que será difícil demostrar lo ocurrido porque el profesor presentó la denuncia a posteriori y sin ningún nombre.

Si se demuestra la irregularidad, podría tener que repetirse el examen
El pasado día 10, tras las pruebas de lengua y literatura, historia, inglés y filosofía, Jesús Jiménez coincidió con otros profesores que también acompañaban a sus alumnos. "Comenté extrañado que hubiera caído santo Tomás después de tantos años, y una profesora me dijo que ella ya lo sabía", explica. "Me dijo que se lo había comentado su hija, que tiene una amiga cuya madre es presidenta de un tribunal y que le había pasado las preguntas". Tribunales formados por profesores universitarios coordinan las pruebas.

Al día siguiente, coincidieron antes de las pruebas. "Le pregunté si sabía qué preguntas iban a caer en geografía y me aseguró que entrarían seguro la organización territorial del Estado español y el poblamiento rural", relata. "Se lo comenté a mis alumnos, aunque pensaba que podía ser un bulo". Con la prueba en marcha, repartieron el examen entre los profesores. El funcionario no se lo podía creer. "Había acertado otra vez". Este periódico intentó sin éxito contactar con el centro privado al que señala el docente.

Jiménez denunció en el registro lo sucedido, pero no guardó copia. Desde la Universidad Carlos III aseguran que su escrito no incluye ningún nombre y que será difícil demostrar lo que cuenta porque "denunció que conocía las preguntas cuando el examen ya se había repartido", explica Montserrat Iglesias, vicerrectora de Comunicación de la Universidad Carlos III. "Mi opinión personal es que este tipo de denuncias hay que fundamentarlas, pueden ser un bulo, porque siempre hay gente que pretende desestabilizar la institución", añade. "Habría sido más efectiva una denuncia inmediata".

El escrito fue trasladado a la comisión interuniversitaria, donde están representadas las seis universidades públicas madrileñas. De ahí, a la Consejería de Educación que lo recibió ayer y ha abierto diligencias informativas, según un portavoz. Fuentes cercanas al Ministerio de Ciencias e Innovación explicaron que, en caso de que la denuncia prospere y se demuestre que ha afectado a un grupo amplio de alumnos, hay dos opciones. Que no les puntúe el resultado de esos exámenes o que todos los alumnos madrileños vuelvan a repetir la prueba. Las notas se harán públicas el 23 de junio. Hace 15 años hubo un caso similar en la Universidad de Santiago de Compostela. Más de 10.000 estudiantes repitieron la prueba cuando se comprobó que había alumnos que conocían el examen de antemano.

Noticia publicada en www.elpais.es

1 comentario:

SINDICATO DE ESTUDIANTES dijo...

SINDICATO DE ESTUDIANTES

COMUNICADO DE PRENSA


EL SINDICATO DE ESTUDIANTES PIDE UNA HUELGA GENERAL EL PRÓXIMO CURSO EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS EN LA COMUNIDAD DE MADRID


Las movilizaciones de estos meses de abril y mayo han sido una constate en la Comunidad de Madrid. Decenas de miles de padres, profesores y estudiantes han salido a las calles para luchar contra la derecha.

Tras varios años en los que la política privatizadora y de ataques a las condiciones de vida de la clase trabajadora por parte del Partido Popular no ha encontrado ninguna respuesta entre los dirigentes sindicales y de la izquierda, todo el descontento y el cabreo acumulado ha salido a la luz. Luchas como la de la limpieza del Metro, la EMT, el SER, sanidad, educación… han puesto encima de la mesa la voluntad de lucha de los jóvenes y trabajadores.

En el propio terreno educativo las luchas han ido en aumento de una manera exponencial, desde las primeras concentraciones en febrero y abril con miles de personas contra la privatización del colegio público de El Álamo y contra el decreto de infantil hasta las manifestaciones históricas de los días 7 de mayo y especialmente la del 21 de mayo, con más de 90.000 personas en defensa de la educación pública.

Es evidente que el movimiento en contra las privatizaciones va en ascenso, ya que es mucho lo que nos estamos jugando. Es muy positivo que desde los sindicatos ya se haya puesto encima de la mesa un plan de movilizaciones que abarca hasta el final del año. Este calendario incluye varias concentraciones durante el mes de junio y la convocatoria de una huelga entre octubre y diciembre del próximo curso. Ante la prepotencia de la Consejería de Educación y el gobierno de Esperanza Aguirre, que se niega a reconocer la realidad que tiene frente a sus narices, la continuación de la lucha con una nueva jornada de huelga está totalmente justificada y es más necesaria que nunca.

La mejor garantía para que el siguiente paso en la lucha sea un éxito es que la participación sea todavía más masiva que en las anteriores. Para esto es necesario empezar a prepararlo desde ya. Por eso, desde el Sindicato de Estudiantes proponemos a los sindicatos de clase que celebremos una reunión durante este mes para concretar y hacer pública la fecha de la huelga general.

Dejar esta convocatoria para más tarde supone correr el riesgo de que el movimiento se disperse en una serie de concentraciones aisladas, lo que puede dar una imagen de debilidad que pueda ser utilizada por la Consejería para dar introducir desmoralización y división en el movimiento y finalmente salirse con la suya, convirtiendo la educación en un negocio en manos de los empresarios y la jerarquía eclesiástica.




Madrid, a 6 de junio de 2008